RSS

La educación del deseo

08 Oct
La educación del deseo

Recientemente he hablado de una “pedagogía del deseo”, pero es necesario aclarar algunos aspectos para no llegar a confusiones. El Catedrático en Psiquiatría Enrique Rojas puede ayudarnos a reflexionar al respecto con uno de sus textos:

No siempre lo siguiente podemos “suscribir” al 100% el pensamiento de un autor y/o sus palabras. Así es mi caso, por ello destaco algunas ideas que considero importantes pues hay otras muy matizables:

Educar es introducir en la realidad con amor y conocimiento. La educación es la base para edificar un proyecto personal adecuado. Hay que educar el deseo y el querer. El deseo es anhelo, aspiración, conocimiento de algo que nos lleva en esa dirección, casi como un imán, es pasajero, transitorio, esporádico, como un chispazo que recorre nuestra mente por un rato. Querer es determinación y firmeza, pretender algo con la voluntad por delante (…) El deseo está lleno de promesas (…) Dejarse arrastrar por los deseos sin más suele ser poco maduro. Crecer es orientar la conducta en una dirección positiva, pero que de entrada cuesta, y que a la larga nos hace nacer como personas” (Enrique Rojas).

¡Cuántas veces oímos que hay que tomar decisiones con la cabeza o con el corazón!. La vida no es para vivirla a medias y nuestra felicidad parte de aprender a integrar “cabeza y corazón”, para vivir como pensamos y no terminar al final pensando como vivimos. Entonces, toda acción parte de un momento afectivo, de un dinamismo donde la razón integra la libertad a través de la voluntad humana. El resultado es VIVIR AMANDO de verdad, no a medias, pues somos PERSONAS, unidad sustancial de cuerpo y alma.

¡No vivamos divididos y enseñemos a vivir en plenitud!

¿Acaso estamos divididos?

cerebro y corazón

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas a “La educación del deseo

  1. @RosaPsico

    9 octubre, 2014 at 11:07

    Muchas gracias por tus acertados comentarios Diego, respecto a mi post. Ciertamente se trata de un tema en el cual es necesario aclarar la terminología para no llevar a equívoco.

    Respecto a la noción de persona aportada por el prof. Leonardo Polo es necesario que pueda profundizar en esa interesante idea, entendiendo que al hablar de lo radical de la persona se refiere no simplemente al hecho de nacer sino algo más. Pero también el simple hecho de ser concebidos, desde el mimo momento de la concepción SOMOS PERSONAS, por ello tengo que leer más al respecto para entenderlo mejor.

    Touché respecto al descubrimiento de nuestro “ser filiativo”, somos hijos y tomar conciencia de ello nos capacita para responder a lo que estamos llamados a ser: esposos/as, madres/padres. ¿Todos?, sí, los casados, pero también los que no lo están. ¡Ahí lo dejo!.

     
  2. Diego

    9 octubre, 2014 at 08:05

    Suscribo todo Rosa, pero matizaría algunas ideas.

    No todos entienden el concepto de deseo de la misma manera. No es lo mismo entender el deseo como los clásicos lo han entendido, que es como ‘voluntas ut natura’ distinguiendolo de la ‘voluntas ut ratio’, tampoco es lo mismo entenderlo como energía psíquica o motor de vida casi instintiva. Maquiavelo lo entendió como un instinto de sobresalir, anhelo de gloria; Hobbes hablaba del deseo de poder puro, por el que el hombre pretendía ganar, prevalecer y dominar a los otros sin adornos de ninguna clase (Idea que más adelante recupera Nietzsche); Darwin hizo hincapié en el instinto de conservación; para Rousseau la felicidad radicada en el hecho mismo de vivir, es decir una felicidad muy elemental, captación pura y simple valor de la vida en el momento, era la tendencia fundamental del ser humano (idea retomada por los hippies); para Lock era el deseo de apropiación, es decir, el deseo de ser propietario de tener éxito y seguridad; por no hablar de nuestro amigo Freud cuyo instinto de placer o el principio de placer desarrolló toda su teoría del instinto sexual, pero esto también se manifestaba psicológicamente como un deseo, y muy profundo; para muchos otros, el deseo esencial del hombre es la exigencia de sanar, como es el caso de Kierkegaard, pero para muchos otros es el instinto de agrupación por lo que el hombre tiene una necesidad radical de vivir con los demás.

    El Dr. Rojas está hablando del deseo como más bien un impulso emocional o meramente afectivo, habla de apetitos más que de lo que se trata, esto es, de una tendencia a la perfección y a la plenitud que no es consciente y que tampoco es inconsciente, sino que es pre-consciente, no dirigida de forma clara a un objetivo, pero cuyos estatutos se mueven en los grandes trascendentales humanos de la verdad, la bondad y la belleza.
    En este sentido los cristianos podemos hablar de un deseo de amor, pero de un amor entendido de esta forma.

    Finalmente, y atendiendo a las nuevas ideas que ha incorporado el prof. Leonardo polo, me gustaría decir que lo radical del ser persona no es dado de la unión sustancial de cuerpo y alma, ya que esto lo tenemos en común todos los seres humanos y podría considerarse universal. Lo radical de la persona es ser un ‘quien’ irreductible y co-existente, libre y conocedor (y por lo tanto inteligente), cuya dinámica se centra en el amor y la filiación.

    En cuanto a la definición de crecer del doctor Rojas, me parece algo pobre. Creo que crecer es mucho más que un cambio de conducta, independientemente de su dirección, y que tiene mucho más que ver con la autoperfección y el descubrirse hijo. El hombre es radicalmente hijo. Nace débil y hay que ayudarle a crecer. Educar es tal ayuda, pero en orden a cumplir acabadamente en él ese proyecto de hijo novedoso irrepetible que es y que está llamando a ser, es decir, en orden a Diós.

    Pero gracias Rosa para dejarnos estas oportunidades de reflexionar. Un abrazo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: