RSS

Archivo de la etiqueta: adolescencia

Proteger la sexualidad del menor

El tiempo de vacaciones es tiempo de descanso. Son momentos para cambiar de actividad, lo que no implica estar parados. Por ello, podemos ocupar el tiempo libre y prepararnos al nuevo curso escolar, pues en el ámbito académico madrileño ha habido cambios recientes que nos afectan seriamente a todos, ya que el pasado día 14 de julio, la Asamblea de la Comunidad Autónoma de Madrid aprobó la «Ley de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid».

Tras la lectura de la ley, os propongo formaros un juicio crítico al respecto con el apoyo de estas fundamentadas conclusiones que cuestionan la idoneidad de la ley.

  • El Colegio Americano de Pediatras, ha realizado un estudio en el que hablan de los peligros de la transexualidad y de la ideología de género, haciendo especial hincapié en la transexualidad infantil.  Podemos consultar en la web el texto completo”La ideología de género perjudica a los niños” A continuación, destacamos sus conclusiones aprovechando parte de la traducción realizada en Actuall.

logo asociación pediatras

El Colegio Americano de Pediatras insta a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas del Estado donde se insta a los niños a aceptar la suplantación química y quirúrgica del sexo contrario como algo normal. Los datos – no la ideología -determinan la realidad.

1. La sexualidad humana es un rasgo binario, biológico y objetivo. Los rasgos”XY” y “XX” son marcadores genéticos de la salud. (…)

2. Nadie nace con un género. Todo el mundo nace con un sexo biológico. El concepto de género (una la conciencia y el sentido de sí mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un objetividad biológica. (…)

3. La creencia de una persona de pertenecer o no a un determinado sexo es, en el mejor de los casos, un pensamiento confuso. Cuando un niño y una niña, biológicamente sanos, creen que son lo contrario a su sexo biológico, se produce un problema psicológico, no físico y, por tanto, debe ser tratado como tal. Estos niños sufren disforia de género. La disforia de género (GD) está reconocida como un trastorno mental en la reciente edición del Manual de Diagnósticos y Estadísticas de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V).

4. La pubertad no es una enfermedad, pero el bloqueo de las hormonas de la pubescencia puede ser muy peligroso. Bloquear este tipo de hormonas durante la pubertad induce un estado de enfermedad, es decir, provoca la ausencia de pubertad, inhibiendo el crecimiento y la fertilidad de un niño que, antes del proceso, era biológicamente sano.

5. Según el DSM-V, mencionado previamente, el 98% de los varones y el 86% de las mujeres que durante la infancia confunden su género, finalmente aceptan su sexo biológico tras pasar por la pubertad.

6. Los niños que utilizan bloqueadores de la pubertad para hacerse pasar por el sexo opuesto necesitarán hormonas del sexo opuesto durante la adolescencia tardía. La utilización de hormonas sexuales del sexo opuesto (ej. testosterona y estrógenos) están asociadas con riesgos peligrosos para la salud, incluyendo pero no sólo la presión arterial alta, coágulos de sangre, accidente cerebrovascular y cáncer.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores en los adultos que usan hormonas del sexo opuesto y/o se someten a una cirugía de cambio de sexo. Incluso en Suecia, que es uno de los países más a favor de la inclusión y normalización de la ideología de género, los suicidios se disparan. ¿Qué persona, compasiva y razonable, desearía condenar a niños pequeños a semejante destino, sabiendo que después de la pubertad, hasta el 88% de las niñas y el 98% de los niños con dudas sobre su género aceptan su realidad física y consigue un estado de bienestar físico y mental?

8. Condicionar la educación de los niños haciéndoles creer que la suplantación del sexo biológico mediante cirugías y productos químicos es algo normal y saludable es abuso infantil. Endosar la ideología de género de forma generalizada y a través de la educación pública y de los políticos confundirá tanto a niños como a padres, lo que provoca que cada vez más niños acudan a las “clínicas de género” para recibir medicamentos químicos que bloquean las hormonas pubescentes.

  • Los Obispos de Alcalá de Henares y Getafe han emitido un comunicado titulado “Tiempo de sanación, no de lamentaciones“, donde detallan los artículos de la ley que contradicen la libertad de expresión, de conciencia y religiosa -aspectos importantes a tener en cuenta que complementan y completan las observaciones científicas-.

Pero ante este panorama las familias y los educadores nos podemos plantear ¿cuáles son las claves para educar sexualmente a los hijos?. Compartimos esta interesante y reciente propuesta “El lugar del encuentro. Proyecto de educación afectivo-sexual” que incluye 6 unidades para entender el significado de la sexualidad y la afectividad.

Para el profesorado serán muy interesantes las películas tratadas, facilitando desde la web temas para el diálogo y así poder realizar un cineforum sobre el tema.

web sexualidad Vaticano

 
1 comentario

Publicado por en 11 agosto, 2016 en Afectividad, Cineforum, Educación, Jóvenes, Sexualidad

 

Etiquetas: , , , ,

Personalidades enmascaradas

Ya estamos inmersos en la rutina escolar y tras un tiempo sin publicar entradas en este blog educativo, quiero aprovechar un interesante corto para comenzar el curso y la acción tutorial con adolescentes desde un punto interesante de partida, el extraído del P. Kentenich fundador del movimiento católico Shoenstatt, quien definió la educación como: “educar es aceptar, suscitar y dar vida”, aspectos entendidos según el blog de Escuela de Educación y Familia como:

  • Aceptar. Para educar, el niño, el joven, debe sentirse aceptado y querido tal y como es, como Dios le ha hecho, con sus virtudes y defectos. Una persona que se siente aceptada y querida, se abre al educador, se deja guiar-conducir por el camino que lleva a la virtud. Lo contrario es intentar amaestrar niños.
  • Suscitar. La educación actual es muy pasiva, el alumno, el hijo, escucha, observa lo bien que lo saben los padres y profesores y poco más. Educar debe consistir en suscitar, provocar, motivar, el educando debe interesarse por lo que está aprendiendo, a fin de cuentas, él es el auténtico protagonista de su educación. En otro caso, lo que estamos haciendo es amaestrar y además aburrir.
  • Dar vida. Para cualquier ser humano, y especialmente para un cristiano, el crecer sin dar, el tener sin compartir en un fracaso personal. Educar debe incluir el sembrar vida, semillas de generosidad, que el educando crezca en la experiencia de compartir con el otro, de entrega a Dios y al prójimo. No podemos llamar educar, a ayudar a crecer en el egoísmo frío y triste.

Según estas características, se puede decir que la educación se basa en la verdad de la persona y favorece su desarrollo desde la libertad. Por ello, este vídeo que os presento puede ayudaros a reflexionar como educadores sobre el tema y permitir al alumnado adolescente trabajar en tutoría el tema de la IDENTIDAD PERSONAL.

“Hoy la verdad me encontró”

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 septiembre, 2015 en Jóvenes, Reflexiones

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: