RSS

Archivo de la etiqueta: adolescentes

¿Fuckfriends?

Captura_de_pantalla_101114_123606_AM

El título me resultó llamativo y el texto no me dejó indiferente. Si quieres leer de qué se trata, aquí lo tienes.

En mi breve reflexión esta vez sólo me quedo con estas palabras extraídas del texto –el resto os toca a vos querido lector-:

“Equivocarse no es igual a game over. Hoy es siempre todavía”

En el blog al que os remito te van a plantear preguntas, ofreciéndote cauces de comunicación con ellos.

“Amar es haber buscado

para caer irremediablemente en la cuenta de que

es otro el que te ha encontrado a ti”.

#amoRes

Captura_de_pantalla_101114_124732_AM

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 octubre, 2014 en Afectividad, Educación, Sexualidad

 

Etiquetas: , , , , , ,

La educación del deseo

La educación del deseo

Recientemente he hablado de una “pedagogía del deseo”, pero es necesario aclarar algunos aspectos para no llegar a confusiones. El Catedrático en Psiquiatría Enrique Rojas puede ayudarnos a reflexionar al respecto con uno de sus textos:

No siempre lo siguiente podemos “suscribir” al 100% el pensamiento de un autor y/o sus palabras. Así es mi caso, por ello destaco algunas ideas que considero importantes pues hay otras muy matizables:

Educar es introducir en la realidad con amor y conocimiento. La educación es la base para edificar un proyecto personal adecuado. Hay que educar el deseo y el querer. El deseo es anhelo, aspiración, conocimiento de algo que nos lleva en esa dirección, casi como un imán, es pasajero, transitorio, esporádico, como un chispazo que recorre nuestra mente por un rato. Querer es determinación y firmeza, pretender algo con la voluntad por delante (…) El deseo está lleno de promesas (…) Dejarse arrastrar por los deseos sin más suele ser poco maduro. Crecer es orientar la conducta en una dirección positiva, pero que de entrada cuesta, y que a la larga nos hace nacer como personas” (Enrique Rojas).

¡Cuántas veces oímos que hay que tomar decisiones con la cabeza o con el corazón!. La vida no es para vivirla a medias y nuestra felicidad parte de aprender a integrar “cabeza y corazón”, para vivir como pensamos y no terminar al final pensando como vivimos. Entonces, toda acción parte de un momento afectivo, de un dinamismo donde la razón integra la libertad a través de la voluntad humana. El resultado es VIVIR AMANDO de verdad, no a medias, pues somos PERSONAS, unidad sustancial de cuerpo y alma.

¡No vivamos divididos y enseñemos a vivir en plenitud!

¿Acaso estamos divididos?

cerebro y corazón

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: